Día de Muertos: Una tradición orgullosamente mexicana

Ya es 2 de noviembre y como cada año, no podemos pasar desapercibido la celebración del día de muertos; pocos lo saben pero este día se honra a los difuntos conjuntamente con el 1º en que se celebran todos los santos en el calendario católico.


En México, cada región tiene sus propias tradiciones, usos y costumbres pero el Día de Muertos es la que celebramos todos en conjunto. Esta época es muy padre porque se junta toda la familia para recibir a las almas de los seres queridos que han abandonado esta vida; en esta celebración se acostumbra visitar a los seres queridos que ya partieron en los cementerios y preparan altares con alimentos, veladoras, incienso, flores y fotografías para recordarlos. Es solo durante estos días que las almas de los seres queridos regresan del mas allá para estar cerca de los suyos.


Cuenta la tradición y la historia que ha pasado de boca en boca entre generaciones, que las ánimas llegan en orden a las 12 horas de cada día siendo así el orden más generalizado:

  • 28 de octubre: Es el día en que se recibe a quienes murieron a causa de un accidente y nunca pudieron llegar a su destino o bien, aquellos que tuvieron una muerte repentina y violenta. 
  • 29 de octubre: Aquellos que murieron ahogados.
  • 30 de octubre: A las almas solas y olvidadas, que no tienen familiares que los recuerden; los huérfanos y criminales.
  • 31 de octubre: Los limbos; los que nunca nacieron o no recibieron el bautismo.
  • 1 de noviembre: A los niños, también referidos como “angelitos”.
  • 2 de noviembre: A los adultos.

 

Sin embargo, esta orden varía en cada región. Como mexicanos, se acostumbra poner el altar de muertos ya sea en casa o en el cementerio donde fueron sepultados los difuntos; este altar también es conocido como “ofrenda” y el cual es representativo de esta celebración. Algunos de los elementos que incluye son: el incienso, fotografías de los seres queridos, cruces, comida, velas, y los adornos como el papel picado y las conocidas flores de cempasúchil, entre muchos otros. Cada elemento cuenta con un significado especial cuyo propósito es invitar a los espíritus a viajar desde el mundo de los muertos y convivir con quienes fueran sus familiares y amigos en vida.

 

Así es como nuestro bello país celebra esta bella tradición, ¡no dejes que muera!

 


Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados